Cervicalgia

Cervicalgia

Es una molestia o dolor que afecta a alguna o varias de las estructuras que componen el cuello, entre ellas, los músculos, los nervios, las vértebras y los discos intervertebrales. Puede estar localizada en la parte posterior del cuello o extenderse hacia los lados y también hacia los brazos, cabeza y espalda. Si dura más de tres meses, se considera dolor cervical crónico.

Además de dolor en el cuello, se puede sentir entumecimiento, hormigueo o debilidad en el brazo, en los dedos u otras partes del cuerpo. También puede darse dificultad para mover el cuello con normalidad -lo que se conoce como cuello rígido- y, en algunos casos, mareos.

Tratar la cervicalgia con masajes

Los masajes en el cuello junto a terapias locales de calor favorecen la relajación de los músculos y mejoran la movilidad del cuello.

Este incluye técnicas de roce, fricción, amansamiento y vibración. En ocasiones es recomendable realizar estiramientos para que los músculos logren la flexibilidad perdida a causa del dolor.